Un kiosco vendía cocaína y marihuana en pleno barrio Sur

Desde hacía meses, la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía tucumana (Didrop) seguía los movimientos de un kiosco, ubicado en barrio Sur. Tras varios seguimientos, los investigadores concluyeron que, además de golosinas, allí se vendían envoltorios de cocaína y marihuana. Pero, en aquel momento la Justicia Federal rechazó las medidas solicitadas.

El miércoles pasado, con una orden de la Justicia provincial, se allanó el local ubicado en San Lorenzo al 700. Todo comenzó por la denuncia que realizó una mujer que acusó al propietario del lugar por abuso sexual. Al requisar el negocio, personal de la Comisaría 1 no encontró al sospechoso pero sí 17 bochitas de cocaína y un cigarrillo de marihuana.

Con este hallazgo, tomó nuevamente intervención la Didrop, al mando del comisario Manuel Castaño, quien supervisó las medidas llevadas a cabo.

De acuerdo a la investigación que realizaron los efectivos de la Didrop, el acusado de narcomenudeo tenía vinculaciones con un hombre oriundo de Santiago del Estero, detenido hace unas semanas, y sería su proveedor. Por la denuncia de abuso sexual intervino la Fiscalía de Instrucción Especializada contra la Integridad Sexual, mientras se espera que por la comercialización de estupefacientes lo haga la Justicia Federal.

Fuente La Gaceta

Facebook Comments