Panaderías en crisis

Los ajustes y los tarifazos complican al sector de la industria del pan y afines.

La industria del pan se encuentra en su peor momento en 15 años, aseguraron desde el sector.

Durante el 2018, la harina de trigo -principal insumo, subió un 131%, siendo por lejos el producto alimenticio que más se incrementó el año pasado, estamos trabajando a pérdida», sostuvieron desde Faipa.

«Las perspectivas para este año son malas. Desde diciembre que nos queremos reunir con Presidencia de la Nación para ver qué salida encontramos. Tenemos un índice inflacionario que no es normal y tenemos un gran problema tarifario. No podemos pagar ni la luz ni el gas. El precio de la harina aumentó en el último año de $240 a $850, además de una disminución del 40% en las ventas. Así no podemos seguir», expresó en diálogo con Radio Prensa, el titular de la Cámara de Industriales Panaderos de Tucumán, Pablo Albertus.

«Estamos atravesando la peor crisis en dos décadas. Hemos tenidos problemas antes pero nunca como ahora. No hay plata en la calle, la gente no está comprando, las tarifas son impagables y están cortadas todas las cadenas de proveedores. Muchos compañeros no pueden hacer frente a las moratorias del AFIP. No tenemos márgenes de rentabilidad. Estamos en un contexto crítico», explicó Albertus.

Incrementar el precio del pan no es a la vista de ningún panadero una salida potable a la crisis que vive el sector. «No nos compran ahora, mucho menos si aumentamos el precio». Finalizo

Facebook Comments