El Ministerio Fiscal se encargó de controlar el trabajo de las entidades bancarias

En la jornada del día de hoy, equipos del Ministerio Fiscal integrados por Auxiliares Fiscales, visitaron a las distintas entidades bancarias de la city y también las que están fuera de ella, a los fines de bregar por el cumplimiento estricto de las disposiciones previstas para enfrentar la pandemia.

En tal sentido, se controló que se respeten las distancias mínimas recomendadas por los expertos entre persona y persona; se dialogó con los gerentes de las entidades bancarias advirtiendoles sobre la diagramación logística, a los fines de efectivizar los pagos en un contexto humanitario para quienes concurran a dicho efecto; se labraron actas de cada situación particular y de acuerdo a las previsiones visibles con las que contaba cada entidad, aclaró el Fiscal Carlos Picón, uno de los titulares, junto a Mariana Rivadeneira de la Unidad de Enfermedades Sanitarias.

Según informó el Fiscal, en algunas entidades no estaban dadas las condiciones necesarias para las respectivas esperas que debían realizar mayores adultos y se ordenó brindar a los mismos todas las comodidades posibles y de seguridad hasta atender al último ciudadano. Es por esta razón, entre otras, que se efectuarán requerimientos, mediante oficios a las entidades bancarias con el objeto de que informen al Ministerio Público respecto de distintos aspectos, a fin de prevenir potenciales contagios en los ciudadanos concurrentes y de esa forma poder continuar ejecutando con eficiencia el Plan “NADIE EN LAS CALLES”.

En los oficios el Ministerio Fiscal solicitará a las entidades bancarias que realicen un informe pormenorizado de acuerdo a los requerimientos que contendrán los mismos y que incluyen:
-Forma de atención al público en y los días y meses siguientes.
-Las disposiciones tenidas en cuenta en resguardo y prevención del potencial contagio, respecto de la situación pandémica actual.
-Personas a las que se atenderá, cantidad de las mismas, orden de atención de aquellas.
-La difusión de las disposiciones de la entidad bancaria, respecto a la coyuntura de emergencia sanitaria por influencia del COVID-19.