Berarducci pide la Emergencia Económica en Tucumán para pymes y comercios tras la cuarentena

El legislador Walter Berarducci, presentó en el dia de ayer en la Legislatura de Tucumán, un Proyecto de Ley ante la medida del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el virus COVID-19. La propuesta busca declarar la Emergencia Económica y Laboral en la provincia para cuidar y proteger tanto las fuentes como los puestos de empleo privado incluyendo monotributistas, autónomos, micro, pequeñas y medianas empresas tucumanas.

El objetivo de este proyecto es establecer pautas, medidas y acciones de contingencias para mitigar y proteger de la crisis económica a las actividades comerciales, de servicios y de la producción como a sus respectivos puestos de trabajo, ya que el 70% de las Pyme hoy están cerradas, lo cual dificulta, el pago de sueldos, alquileres, impuestos, poniendo en riesgo la continuidad de los comercios y los empleos.

Otro de los artículos busca suspender por el plazo de 90 días, la compensación de los saldos acreedores de los contribuyentes, donde Rentas deberá hacer devolución y poner a disposición esos saldos en efectivo, exclusivamente a favor de las micro, pequeñas y medianas empresas, monotributistas y autónomos, legalmente constituidas/as y registradas/dos. También suspender por el mismo tiempo, el pago de Impuestos a la Salud Pública y a los Ingresos Brutos, y las retenciones bancarias por anticipo del impuesto a los IIBB.

Además, la postergar por tres meses del pago del impuesto a los automotores y rodados, exclusivamente en las unidades afectadas al cumplimiento del objeto de la actividad desarrolladas por personas físicas y jurídicas legalmente constituidas, como el servicio de transporte público automotor de pasajeros, de jurisdicción provincial y municipal, el servicio de remises, taxis y autos rurales, debidamente autorizados por las Municipalidades y el servicio de Transportes Escolares.

“Consideramos que las medidas tomadas a nivel nacional ayudarán a aminorar el impacto económico, no son suficientes para cubrir las necesidades de miles de pequeños y medianos comerciantes, profesionales, y trabajadores autónomos, que dependen de ingresos diarios para afrontar sus compromisos, pagar salarios, y garantizar su propia subsistencia, poniendo por lo tanto en riesgo a la población y economía Tucumana en general” afirma Berarducci desde el proyecto. “Esta crisis excepcional conlleva la necesidad de adoptar medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta situación de emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo, ya que el desempleo acarrea a la marginalidad de la población”.