La legislatura extrema medidas por los resultados positivos de COVID-19 de Bussi

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, comunicó que la Legislatura está en cuarentena. Lo decretó tras conocerse que el legislador de Fuerza Republicana  Ricardo Bussi padece de coronavirus, de acuerdo con los resultados enviados ayer por el Instituto Malbrán. La medida alcanza a las casi 60 personas que estuvieron en la sesión legislativa desde la semana pasada, entre ellos los 49 legisladores.

La situación pone a la Provincia en una posición institucional insólita: la dificultad de suceder en la conducción institucional si el gobernador, Juan Manzur, debe ausentarse de Tucumán. “No hay ley de acefalía en Tucumán. Estamos en problemas”, admitió anoche una alta fuente de la Casa de Gobierno.

Por otro lado, ante los resultados positivos que llegaron a la provincia, Munzur indicó: “ayer nos enteramos de la confirmación del caso de un legislador que estuvo participando en la sesión. Por eso, ayer estuvimos trabajando vía telefónica con el vicegobernador que ha tomado la decisión correcta, con criterio sanitario y consultando a los especialistas”.

“Todas aquellas personas que hayan participado en la sesión legislativa y que hayan tenido contacto con el legislador tienen que estar en cuarentena y cumplir el protocolo”, aseveró Manzur.

Por último, el mandatario instó a quienes desarrollen los síntomas del coronavirus, como tos, fiebre y dolor de garganta, “a permanecer aisladas y mantener el reporte al sistema de salud”. En ese sentido, el vicegobernador Jaldo cumplirá con el aislamiento, realizando sus labores desde su domicilio.