Más de 1300 panaderías cerraron en el país durante el gobierno Macri

Los presidentes de los centros de panaderos de todo el país se reunieron hoy en Tucumán, en el encuentro trimestral de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa), para debatir acerca de las dificultades que afronta el sector por la dolarización de los insumos y servicios. Sobre esos temas dialogaron con el gobernador Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, en la Casa de Gobierno, antes del encuentro de industriales.

El presidente de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, Miguel Di Betta, tras la reunión con las autoridades provinciales, habló con la prensa sobre la grave situación de la industria del pan en el país motivó el cierre de unas 1.365 en el último año en todo el país, y los referentes del sector se reunirán en Tucumán en las próximas horas para tratar de llegar a una solución que sirva de rescate.

Di Betta explicó a la salida del edificio gubernamental que “es difícil poder llevar un producto de primera necesidad a la mesa de los argentinos por el tema de precios de las materias primas. El problema es que los servicios y el blanqueo en las panaderías es fundamental”, a la vez que manifestó que la notoriedad de la crisis está en ascenso porque “se están viendo el hambre y la pobreza”. Con respecto a lo intercambiado con el gobernador tucumano, dijo que el mandatario les expresó “tranquilidad, que en estos dos o tres meses hay que aguantar porque esperamos que la situación cambie y se revierta”.

Article Tags