Schiaretti tras ser reelecto: “No queremos la grieta que tanto daño hace”

Tras su histórico triunfo en las elecciones cordobesas de este domingo, el reelecto gobernador, Juan Schiaretti, pronunció un discurso en el que enfatizó su rechazo a la polarización que divide al país, además de su compromiso con los valores republicanos y su desconfianza en el supuesto derrame del mercado hacia los sectores más vulnerables.

Superando el 60% de los votos Schiaretti se impuso por amplio margen a Mario Negri (16,06%) en Marcos Juárez, municipio que significó el primer lugar donde el PRO y la Unión Cívica Radical se presentaron unidos en el 2014 con la figura de Pedro Dellarossa como candidato a intendente.

“Uno de los mensajes de estas elecciones es que los cordobeses queremos la moderación. No queremos la grieta que tanto daño hace a Argentina y que algunos piensan puede servir para ganar elecciones, pero no para gobernar. Hoy Córdoba demostró que a veces tampoco gana elecciones”, expresó Schiaretti en el pasaje más destacado de una alocución de 22 minutos ante sus seguidores, que se congregaron en el búnker del Hotel Quorum.

Otro de los puntos salientes de su discurso, que no fue leído y que contó con pormenorizados, aunque elípticos, mensajes a diversos sectores del país, fue que separó el resultado del ámbito nacional.

“El mensaje que ha dejado el pueblo cordobés hoy es que fueron elecciones municipales y provinciales, que nada tienen que ver con las próximas elecciones nacionales. Podemos elegir un intendente de un partido, a un gobernador de otro y también a un presidente que no sea de la misma fuerza. Es apresurado sacar conclusiones nacionales sobre la base de los resultados de Córdoba”, argumentó.

Por otra parte, en un tiro por elevación para el kirchnerismo, subrayó que “no habrá república en Argentina sin el peronismo” y que “no habrá futuro para el peronismo si no es republicano”.